Museo-Casa de Dulcinea del Toboso

Imprimir esta información

Dentro del marco de la conmemoración del IV Centenario de la publicación de Don Quijote de la Mancha se ha producido la reapertura del Museo Casa Dulcinea, tras una remodelación que ha actualizado las instalaciones y contenidos expositivos con un nuevo montaje que recrea la vida de una casa de hidalgos ricos de la época cervantina.

Este museo se alberga en un edificio que mantiene parte de su estructura original del siglo XVI, y a pesar del tiempo transcurrido y las alteraciones experimentadas a lo largo de los siglos conserva en líneas generales los caracteres de la casa manchega de un hidalgo con sus diversas dependencias: molino, bodega, patios, corrales, pozos, etc.  

Esta casa pertenecía a una de las familias más ilustres de El Toboso, los Martínez Zarco de Morales, cuyos escudos podemos ver en la fachada. Según la tradición, en época cervantina fue habitada por don Esteban y doña Ana, su hermana, quien inspiró el personaje de la sin par Dulcinea de El Toboso.