Museo de Guadalajara

El edificio del museo

El Palacio del Infantado es una auténtica joya de la arquitectura civil europea. Construido siguiendo una estética propia del gótico final, refleja una mezcla de estilos e influencias artísticas, obra del arquitecto Juan Guas y del escultor Egas Cueman.

Desde su construcción ha sido la vivienda de los duques del Infantado, Colegio de Huérfanas de Guerra, y tras un intervalo de décadas en las que permaneció en ruinas después del bombardeo sufrido en 1936, sede de la Biblioteca Pública (actualmente trasladada a otro edificio), Archivo Histórico y Museo Provincial de Guadalajara.

 

El Palacio del Infantado fue construido por el arquitecto Juan Guas y el tallista Egas Coeman a instancias del II duque del Infantado hacia 1480. Es una mezcla entre palacio y fortaleza y de varios estilos artísticos. 

Son de destacar su fachada y su patio. La fachada refleja una unión entre las formas del gótico final y la tradición mudéjar, con varios añadidos en el siglo XVI, como los balcones y ventanas, que transformaron su aspecto original. Los paramentos están decorados en toda su superficie con puntas de diamante. La parte superior se remata con una galería corrida con garitones de arcos y tracerías góticos. Bajo ellos una cornisa de mocárabes de estética mudéjar. La portada principal, descentrada, está decorada con las armas del duque sostenidas por salvajes. El patio central del Palacio, conocido como el Patio de los Leones, está profusamente decorado con relieves escultóricos. En la arquería baja, el motivo central son leones y en la alta, figuras de grifos, todos ellos rodeados de escudos y emblemas heráldicos, y decoración epigráfica y vegetal.

En el interior del Palacio aún se conservan las Salas del Duque, una serie de estancias decoradas con pinturas al fresco entre 1578 y 1580 por el pintor florentino Rómulo Cincinato, sin duda un o de los mayores atractivos del edificio.

También resulta interesante la Galería del Jardín, construida entre 1497 y 1512 por Cristóbal de Adonza y Juan Gamacho. Es una galería de doble arcada de medio punto superpuesta, una "loggia" a la italiana realizada en un lenguaje que aún no es renacentista.