Casa Visigoda

En este punto se observan los restos de unas estructuras que conforman unos espacios de usos domésticos

Las paredes de la casa, el establo y las tapias del patio se construían con un zócalo de piedra, y luego el recrecido final del muro era de tapial. El porche adosado a la casa protegería de las inclemencias del tiempo -lluvias, exceso de sol, etc.-, a los habitantes de la casa, que trabajarían de sol a sol en el exterior de la vivienda para aprovechar todos los momentos de luz natural.