Conjunto Palatino

Sólo viendo el grosor de los muros y el tamaño de los postes centrales que presenta este edificio, es fácil imaginar la grandiosidad y majestuosidad con la que se alzaba en tiempos visigodos. El palacio no solo era el lugar en donde se encontraban los aposentos reales; sino que también era centro administrativo visigodo.

Los suelos estaban hechos de un tipo de pavimento denominado "opus signinum". Este tipo de opus se realizaba con una primera cama de cantos rodados, luego un segundo nivel de grava, para luego ya presentar lo que es la pasta de arcillas, cales y trocos de cerámica machacados con los que se formaba el denominado opus signinum. Aún se pueden observar restos de este tipo de pavimento, no sólo en el palacio, sino también en la propia basílica.

Palacio del Parque Arqueológico de Recópolis