El Aula Basilical

En tiempos de Vespasiano (69-79 d.C.) se levantó un gran edificio frente al Foro, al oeste de la calle principal. Su acceso se realizó a través de una gran escalinata. Era de tres naves sostenidas por 10 columnas corintias de fustes estriados. La nave central, más ancha, terminaba en un gran ábside al que se accedía por tres escalones para resaltar la estatua del emperador, situada en el centro

Templo de Culto Imperial