La Acrópolis

La cumbre del cerro sobre el que se asienta Segóbriga debió ser el emplazamiento del castro celtibérico que daría origen a la ciudad.

Vista aéreaAl urbanizarse la ciudad, se convirtió en la Acrópolis, donde pudo estar el templo de la divinidad protectora de la ciudad. Hoy sólo se conservan los restos de una torre musulmana.