Parques Arqueológicos

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha seleccionado, del rico patrimonio cultural de la región, cinco yacimientos, uno por provincia que, actualmente, conforman la Red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha: la ciudad romana de Segóbriga en Saelices, Cuenca; la villa romana de Carranque en la provincia de Toledo; el óppidum ibero-medieval de Alarcos en Ciudad Real; la ciudad visigoda de Recópolis, en Zorita de los Canes, provincia de Guadalajara; y el Tolmo de Minateda en Hellín, Albacete..

Esta Red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha presenta una visión de los distintos períodos de ocupación humana más representativos en nuestra comunidad, que abarca desde la edad de bronce hasta la época medieval.

Los objetivos que pretende alcanzar esta Red son: la protección mejora y transmisión a las generaciones futuras de aquellos elementos señeros del patrimonio arqueológico de la región; la intensificación en la divulgación de dicho patrimonio histórico; el fomento del desarrollo sostenible en el ámbito de los parques arqueológicos; y, por último, propiciar la corresponsabilidad y la colaboración de los entes públicos con competencia sobre dichos ámbitos al objeto de evitar posibles disfunciones en el ejercicio de éstas.

¿Qué Parque Arqueológico deseas visitar?