Imprimir esta información

    En el conjunto Arqueológico de los Casares, el hombre ha dejado el testimonio de su paso desde el Paleolítico Medio hasta prácticamente la actualidad. Cazadores paleolíticos, pastores-recolectores calcolíticos y de la Edad del Bronce, ganaderos y agricultores de la Edad del Hierro y de época romana, guerreros hispanomusulmanes, repobladores castellanos y guerrilleros durante la francesada, han dejado su huella en este lugar único y privilegiado.

    Encima de la boca de la caverna se localiza una torre construida muy probablemente en el siglo X, al mismo tiempo que el poblado. Tiene planta rectangular y debió alcanzar una altura superior a 10 metros.